TwitterFacebook
Publicar un anuncio

La mayoría de pisos suspenden en eficiencia energética: la calificación media es la E

Tras casi 4 meses de la entrada en vigor de los Certificados de Eficiencia Energética de viviendas, el balance no es muy positivo. La calificación media es la E (54,85%), seguida de la D (29,45%). Solo un 0,49% obtuvo la mejor nota posible, la A, y un 0,16% la B.

Desde el 1 de junio existe la etiqueta energética para las viviendas.

Todo piso o casa que quiera ser alquilada o vendida tiene que contar con una etiqueta que permita informar al consumidor de su eficiencia energética. La mayoría de propietarios no se plantean realizar las mejoras que les propone el informeComo ya se ha contado, el sistema de clasificación es similar al de los electrodomésticos.

Los inmuebles pueden obtener una calificación energética designada con las letras A, B, C… hasta la letra G, siendo la A la calificación correspondiente a los inmuebles más eficientes y la G la de los menos eficientes.

Pasados casi 4 meses de la entrada en vigor de los Certificados de Eficiencia Energética de viviendas, el balance no es muy positivo.

La principal conclusión es que la mayoría de las viviendas resultan energéticamente ineficientes, y por lo tanto están obteniendo en su mayoría la etiqueta D y E. Así se desprende del resultado de último análisis realizado por los técnicos de Alquiler Seguro, tras expedir más de 5.000 certificados energéticos, a nivel nacional, en los últimos meses.

En concreto, la calificación media para los inmuebles españoles es la E con un 54,85% seguida de la D con el 29,45% de las viviendas analizadas. Por el contrario, tan solo el 0,16% obtuvo una calificación B y un 0,49% la A. Al inquilino «no le importa» la etiqueta: solo prima el precio Para obtener el Certificado de Eficiencia Energética de Viviendas la media de tiempo es de siete días, incluyendo su inscripción en el registro correspondiente a la Comunidad Autónoma.

Según los encuestados, esta gestión supone muchas trabas burocráticas para la mayoría de los propietarios.En la mayoría de los casos, los propietarios no se plantean realizar cualquiera de las mejoras que se proponen en el informe energético del inmueble, pues supone hacer modificaciones estructurales de la vivienda.

Los propietarios consultados por Alquiler Seguro ven el certificado como un coste añadido con afán recaudatorio, aunque asumen que es un requisito legal. Además, la opinión más extendida entre los propietarios es que a la hora de alquilar un inmueble, al inquilino no le importa esta etiqueta, pues para ellos prima la situación del inmueble, el estado y sobre todo, el precio del alquiler.

27/09/2013 Fuente: 20minutos.es

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *